El hombre del alambre

Claudio llevaba todo el día elaborando en alambre hombrecitos, animales y otras figuritas, sin lograr una sola venta. Él dispone su negocio en los andenes del parque de Usaquén desde hace varios años y cuenta orgullosamente, que desde niño heredó de su padre, este talento.

Sigue leyendo