¡Te veo en el cielo!

Te fuiste en una noche de luna llena

y las estrellas iluminaban la ciudad,

mi mente no encontraba un punto fijo,

sin embargo, anhelaba yo creer.

Sigue leyendo

Anuncios