Día de pesca

Cartagena es famosa por sus muros y construcciones coloniales, por sus cañoncitos custodiando nuestra historia, por sus palenqueras, por sus olas que hacen fiesta con los desprevenidos visitantes, por su sol que cada tarde le hace el amor a ese vasto mar caribe.

Sigue leyendo

Anuncios

Amor a primera vista

Las casualidades no existen. Existe el destino, las oportunidades, los encuentros, la sincronicidad.


Hace nueve meses andaba sin rumbo fijo, con ideas imprecisas.

Viajar, escribir y fotografiar son tres verbos que me dan paz, felicidad y plenitud, me dan vida, seguramente porque me siento más cerca del origen de todo lo creado.

Sigue leyendo

Por ahí, en New York

Cualquier día, en alguna ciudad, rostros cansados, ojos distraídos, caminos incompletos, muelles entumecidos de soledad, construcciones herrumbradas, instantes congelados, obligaciones laborales, cielos vivaces, agua plena, vida humana en blanco y negro, cualquier día, andando por ahí.

Sigue leyendo

Cuando el sol dice hasta mañana

Ahí vas sol, en tu carrera diaria de besar el horizonte. Ahí, enmascarando el azul infinito. Enrareciendo bellamente el paisaje natural. Poniéndonos por testigos de tu danza eterna. Ahí vas, haciéndole a la tierra un juego inconcluso.

Sevilla, Valle
Sevilla, Valle
Cañón del Chicamocha, Santander
Cañón del Chicamocha, Santander

Sigue leyendo

Welcome to New York

En Nueva York encuentras de todo: Cultura, deporte, naturaleza, rascacielos, gente de todas las razas, de todas las nacionalidades, luces, vida nocturna, paseos tranquilos y extremos, gastronomía, velocidad, mar, colores, historia, diversión, negocios, todo en esta metrópoli converge y a su vez, se divide y se extiende. Los dejo con mi primer post sobre esta enigmática ciudad.

Sigue leyendo

“Detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer”

MI PADRE
MI PADRE

María Inés y Juan de la Cruz son los padres de mi padre y coincidieron en Sevilla, Valle. Todos los días, mi abuelo pasaba montado en su caballo cerca de la casa de mi abuela, ella lo veía todas las mañanas pero no se dirigían ni una palabra. No tengo idea de cómo se enamoraron, aunque la historia cuenta que el matrimonio de ellos fue un carisellazo, una elección de suerte que dejó una descendencia grande integrada en su mayoría por mujeres. Sigue leyendo