El último día

“Con andar lento subió al filo de la montaña. Sus huellas quedaron impresas en aquellas playas de arena que la brisa no se pudo llevar. Repasó todos sus tiempos, esos en los que no pudo contener las carcajadas, esos en los que las tristezas se desgajaron estrepitosamente, esos en los que cayó sin pensar que volvería a pararse, esos en los que obedeció cuando esa Voz divina le animó a continuar.

_MG_3647

Sigue leyendo