Amor de cuatro patas

Lucas, Peligro, Estrella, Muñeca, Víctor, Rocky, Rodolfo Aurelio, Juana, Pancho, Layca, Frida, Totola, Ruffo, Panela, Simona, Jack, Browny, son algunos de los seres que le alegran la vida a cientos de millones de familias en el mundo, aquellos que son hermanos, amigos, compañeros de ruta, a veces padres, los que se convierten en paño de lágrimas, los que pasan horas enteras observándonos, viendo lo mejor de nosotros, sin prejuicios, sin críticas, entregándose totalmente, sin exigir, dando todo lo que tienen…Seres nobles, amorosos, transparentes, de mirada limpia, que cambian vidas, que son capaces de modificar comportamientos, situaciones familiares, decisiones. Son ellos, los perros, protagonistas esta semana de mi blog, seres a los que se ama como a un familiar, seres que nos consideran parte de su manada.

Los dejo con algunas de las impresiones de esos amos que muchas mascotas anhelan tener.

“Observo en él lo que ellos observan de nosotros: “la belleza del ser”, es increíble cuando compartes con un animal, ellos sólo están dispuestos a dar y sin hablar nos dan lecciones de vida y sobrevivencia, para mí ellos no son mascotas, son mi familia, mi compañía eterna por este camino en la vida…Mi ser vive por ellos y ellos me llevan al éxtasis del amor y devoción, cada uno es una experiencia única e irrepetible, es una sensación de vigor y amor y cuando nos dejan por sus añitos, se llevan gran parte de mi corazón. Ellos y yo somos cómplices del amor puro del alma y así como ellos entienden mi lenguaje, yo entiendo sus ladridos, por eso considero que soy bilingüe” dice Catalina Rivera, una amante innata de los animales y que según ella, desde que tiene uso de razón sintió una conexión indescriptible con ellos.

Catalina Cifuentes afirma que las mascotas son un integrante más en la familia, como el hermanito menor con el que pelea, ríe, regaña, juega, es su confidente, es el bebé de la casa, el consentido, quien le alegra la vida con cada travesura que hace. “Dicen que es el mejor amigo del hombre y es verdad porque siempre que llegas a casa es el primero que sale a recibirte, el que se pone feliz al verte, se convierten en una prioridad porque uno está pendiente de las vacunas, de los juguetes, de llevarlos al médico, de la comida, de no olvidarlos en casa cuando salimos de paseo “.

“Son seres que nos acompañan en la vida sin prejuicios y sin intereses, ellos sólo se dedican a amarnos, ellos son incluso mejor que los hijos, pues su lealtad y amor son inigualables. Las mascotas son “equilibradores” de emociones y de vidas completas, te sacan de estados lamentables y te hacen sentir útil. Te distraen de tus ocupaciones rutinarias y aburridas, para extraer de ti las más grandes y sinceras sonrisas, ellos para mí son la mejor compañía, la más sincera, fiel y divertida. Basta con que te miren con grandes ojos para que ya estés feliz” agrega Carolina Linares quien desde pequeña se ha ocupado de cuidar y amar a los animales y asegura que en su casa ha tenido hasta 9 mascotas a la vez, como pericos, gatos, conejos, sapos, tortugas, loros y los incondicionales caninos.

“Son familia, responsabilidad, felicidad…una mascota es un ser que llega a nuestras vidas para darle solución a nuestros problemas de tristeza, que llegan a nuestras vidas a regalarnos sonrisas todos los días, por ejemplo, mi abuela no permitía que un perro se le acercara, ahora le perdió el miedo a los perros y a muchos animales, Jack le enseñó que los perros son para querer, que son seres incondicionales en la vida…Una mascota no es una mascota, es un familiar, un ser que aprendemos a amar como una parte de nosotros.” afirma Juan David González quien desde hace poco se estrenó como amo, pero asegura que ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de su existencia.

“Mi viejito Rodolfo Aurelio llegó a mi vida en un momento crítico de depresión…ni pastas ni médicos ni siquiera un novio solucionaron mi problema, pero cuando lo vi, mi vida se llenó de alegría y ganas de luchar por él…Sin pensarlo mi vida se llenó de color y brillo y mi salud física y mental mejoró en un 100%”

“Con pancho fueron 12 años, era un amor, muy noble, fue mi compañía cuando estuve incapacitada, dormía con él, lo cuidé cuando lo operaron…Panchito fue y será mi adoración, me escuchaba y cuando lloraba me lamía la cara, cuando no quería comer más le daba mi comida por debajo de la mesa…era interesado porque me buscaba para comer y dormir…Panchito era muy cariñoso, todavía lloro por él, siempre va a estar en mí” 

Ellos siempre estarán ahí, mirándonos fijamente. Hasta su último aliento nos admirarán, nos amarán, nos acompañarán… Allí eternamente, dentro de nosotros reposarán.

Anuncios

21 pensamientos en “Amor de cuatro patas

  1. TROMPAS DE CACHORROS Y MAS PERRUNOS ME RECUERDAN A MI TROMPAS¡¡¡
    TONA UN EXCELENTE TRABAJO. LAS FOTOS ME ENCANTAN Y EL RELATO E MUY BUENO¡¡¡¡¡

  2. andrea como estas? mira es que queriamos saber si es posible que nos envies las fotos del bulldog cafe que tienes en este articulo de “yako” con la foto de la huella muchas gracias!!!!

  3. Lloré! T^T Que post tan hermoso!! Mi nené ya tiene 13 años y me ha dado las mayores alegrías de mi vida. Gracias por hacer este homenaje tan lindo a los mejores amigos que el ser humano pueda tener, los perros. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s